Villa Gesell, 16 de Febrero 2019 10:48 hs.  
 
  BUSQUEDA Archivo de noticias  
   
CONDENAN A UN POLICÍA QUE COBRÓ PARA HACER UN TRÁMITE QUE ERA GRATUITO
   
     
   
07-02-2019 - En un fallo dictado en el marco de un juicio abreviado la titular del Juzgado Correccional nº 1 Departamental condenó a un funcionario policial, juzgado por haber cobrado para hacer un trámite gratuito y propio de su función, hecho que perpetrara en una Comisaría de Villa Gesell donde cumplía servicio.
Sobre el hecho la Dra. María Eva Merlo precisó, minutos antes de las 21 horas del 20 de diciembre de 2017, un Subteniente de la Policía de la provincia de Buenos Aires queprestaba servicio en la Comisaría 2ª de Villa Gesell, abusando de su cargo exigió indebidamente a dos personas el pago de $ 150 (a cada uno) para realizarles un juego de fichas dactilares, “convirtiendo dicha dádiva en provecho propio”.
El denunciante precisó que necesitaba de esas fichas para un trámite que lo habilitara a conducir camiones, por lo que en la mañana de ese día había concurrido a esa Dependencia, donde la habían informado que la persona encargada de ese trámite (el imputado) no se encontraba, que había regresado por ello en dos oportunidades sin encontrarlo. Agregó que la Oficial que lo había atendido le había dicho que en ese momento no podía, que fuera en las últimas horas de la tarde que ella le haría las fichas, presentándose en la Comisaría ya de noche y en compañía de su hermano que tenía que hacer el mismo trámite, oportunidad donde sí estaba el policía encargado de hacer las fichas, pero quien había dicho que era tarde para eso. Que al resaltarle que era la cuarta vez en el día que venían el uniformado había tomado los papeles, les había dicho que estaban mal hechos, que iba a ver como los podía arreglar, que el costo del trámite era de 150 pesos cada uno. Que los había hecho pasar a una oficina, había confeccionado las fichas y después en la cocina de la Comisaría les había cobrado, precisando el denunciante que habían pensado que esa suma se debía abonar por el trámite. Asimismo, que horas más tarde había recibido una llamada a su celular desde la Comisaría, era la Oficial que lo había atendido durante el día, quien luego de disculparse por la hora le había dicho que había escuchado cuando le cobraban, diciéndole que eso no correspondía, que era un trámite gratuito.
Que en horas de la mañana del día siguiente había vuelto a recibir un llamado, era la misma Oficial que decía que el Jefe de esa Dependencia quería hablar con él, que al hacerlo aquel le dijo que debía denunciar lo ocurrido, que había sido algo propio de ese uniformado y no de la Comisaría.
El hermano del denunciante corroboró las circunstancias del trámite y haber pagado por el mismo.
De su parte una policía en su declaración dijo haber visto a esas dos personas en la Dependencia, cuando el imputado los había hecho pasar para tomarles las fichas dactilares, que al haber ido a la cocina a buscar su celular que se estaba cargando había podido observar cuando aquellos le pagaban al imputado.
El Jefe de la Dependencia precisó que luego de realizarse la denuncia en la Fiscalía había comunicado la situación a la Auditoria General de Asuntos Internos, donde le ordenaron labrar actuaciones y desafectar al denunciado.
El imputado dio una versión distinta de los hechos, afirmando no haber cobrado nada por el trámite realizado. Sin embargo para la Juez su relato se presentaba mendaz al confrontarlo con la contundente prueba testimonial recepcionada en la investigación, destacando la actitud de la funcionaría policial que había observado cuando el imputado les decía el importe que debían abonar por el trámite, cuando le entregaban el dinero que este tomó y se metió en el bolsillo, comunicándose luego con las víctimas para alertarlas. También la actitud del restante personal policial, la Oficial y el Subcomisario a cargo de la Comisaría, “quienes al tomar conocimiento del hecho, de inmediato actuaron en consecuencia y como el deber les imponía”.
Por todo ello la Dra. Merlo resolvió condenar a Daniel David Pérez, de 52 años de edad, policía, nacido y con domicilio en la ciudad de La Plata, como autor del delito de “Exacciones ilegales agravadas por ser cometidas en provecho propio”, imponiéndole una pena de “Dos años de prisión de ejecución condicional”.
 
Fuentes: Diario Compromiso de Dolores
Linkhttp://www.compromisodiario.com.ar/condenan-a-policia-que-cobro-para-hacer-un-tramite-que-era-gratuito/
 
 
 
 
   
www.gesellaldia.com.ar - info@gesellaldia.com.ar