Villa Gesell, 19 de Agosto 2017 06:09 hs.  
 
  BUSQUEDA Archivo de noticias  
 
MARIA KODAMA DISERTÓ SOBRE LA POESÍA HAIKU, EL ARTE JAPONÉS Y HABLÓ SOBRE SU VIDA CON JORGE LUIS BORGES - --
María Kodama, quien fuera esposa del célebre escritor Jorge Luis Borges, brindó una disertación en Casa de la Cultura, este pasado viernes 20 de febrero en horas de la tarde, cuando fue recibida por el intendente Gustavo Barrera. La visita de Kodama fue en el marco de una exposición de almanaques ja ...
María Kodama, quien fuera esposa del célebre escritor Jorge Luis Borges, brindó una disertación en Casa de la Cultura, este pasado viernes 20 de febrero en horas de la tarde, cuando fue recibida por el intendente Gustavo Barrera. La visita de Kodama fue en el marco de una exposición de almanaques japoneses en Casa de la Cultura. Se dirigió al público y dejó fragmentos del alma de quien es considerado uno de los mejores escritores de la literatura Argentina y uno de los más destacados autores de la literatura universal.
Según explicó Kodama, el haiku es una forma poética nacida en Japón y se desconoce con exactitud la época en que aparece como género literario.
El haiku es una poesía brevísima, se compone de tres versos con 5, 7 y 5 sílabas. La disposición silábica del haiku era la preferida en el antiguo Japón: la repetición del 7 expresaba la regularidad de la naturaleza, y la alternancia de 5 y 7, su irregularidad.
Una de las características más resaltantes de estos poemas es su capacidad de despertar una emoción estética por vía de la sugerencia, donde el lector completa con su mirada el sentido no dicho. Son tres experiencias las que se manifiestan entonces en cada texto: la del poeta, la de la naturaleza y la del lector.
Borges escribió en uno de sus haikus:
¿Es un imperio
esa luz que se apaga
o una luciérnaga?
“El haiku es un fragmento de belleza y perfección” según la visión que Kodama ofrece de Borges, el haiku trasciende las lenguas y las fronteras, Kodama hizo alusión a varios haikus escritos por Borges, aquellos que le vinieron a la memoria nutrida de anécdotas de una eterna enamorada del hombre detrás del escritor. “Creo que de mi lo atrapó mi frescura, yo era muy joven, se divertía mucho conmigo. Si bien yo me creía saberlo todo por tener 17 años y ser ávida lectora, con Jorge establecimos otro vínculo, ya que él estaba acostumbrado a que se le acerquen jóvenes para mostrarles sus cuentos y escritos”.
Jorge Luis Borges fue, como todo gran escritor, un gran lector. Kodama, de sangre nipona, explicó a la audiencia que asistió al auditorium, que la cultura de su país había atrapado a Borges, estaba enamorado del país oriental, así como lo estuvo de ella.
Luego de la exposición, la cual fue presenciada por un centenar de personas entre las que se encontraba el intendente Gustavo Barrera, Kodama invitó a la audiencia a observar un video compuesto por 8 filmaciones provenientes de la embajada de Japón en Buenos Aires.
Kodama bajó del escenario y se mezcló entre el público para observar el material fílmico en el que se destaca la cultura japonesa, como dijo Borges, quizás “la última ciudad civilizada del mundo”, algo que explicó Kodama en su paso por Villa Gesell: “es un gesto de sinceridad y honestidad absoluta hablar de Japón como la última ciudad civilizada del mundo”, Kodama también reflejó en sus palabras, varias anécdotas de su viaje con Borges a Japón.
Al finalizar la muestra de videos, Kodama expresó su satisfacción en volver a Villa Gesell, según sus palabras “he vuelto porque ustedes son muy cálidos y se siente la buena onda” además agregó “en Villa Gesell, tanto la primera vez que vine como en esta oportunidad, se estableció una relación de mucho respeto y atención en el público y eso es muy gratificante”.
Para finalizar Kodama auguró una tercera visita: “siempre que me inviten, estaré”.