Villa Gesell, 25 de Abril 2017 07:24 hs.  
 
  BUSQUEDA Archivo de noticias  
 
ESTO NO ES UN FESTEJO: UNA FEROZ PELEA ENTRE JÓVENES FUE INTERVENIDA CON REPRESIÓN POLICIAL - --
La celebración por la llegada del año nuevo no fue tal, a partir de que un grupo de personas decidieron “arruinar la fiesta” que se genera, como es costumbre, en playa a la altura de avenida Buenos Aires, donde cada año miles de jóvenes pasan la madrugada escuchando música y bailando cerca del mar. ...
La celebración por la llegada del año nuevo no fue tal, a partir de que un grupo de personas decidieron “arruinar la fiesta” que se genera, como es costumbre, en playa a la altura de avenida Buenos Aires, donde cada año miles de jóvenes pasan la madrugada escuchando música y bailando cerca del mar.
Después de la medianoche, poco a poco fueron arribando al lugar geselinos y turistas, en busca de diversión. Sin embargo, otro grupo no tenía las mismas intenciones, no solo los violentos sino que también delincuentes estuvieron atentos a descuidos de las personas para robarles sus pertenencias.
Las peleas incluyeron el uso de botellas cortadas y elementos cortantes, además de la rotura de distintos objetos y de autos que estaban en el lugar.
Los desmanes fueron incrementándose a medida que la noche transcurría, y cerca de las 5 de la madrugada la situación se generó incontrolable, por lo cual desde la policía decidieron reprimir.
Hubo varias personas heridas y también muchos detenidos.
Horas más tarde, desde la Municipalidad reconocieron la situación y comunicaron que:
Como es de público conocimiento en la madrugada del domingo, un encuentro de jóvenes llevado a cabo en la calle Buenos Aires y Playa, derivó en un conflicto entre la policía y algunos de los jóvenes que participaban del encuentro.
Históricamente es el lugar de la Ciudad frecuentado por los gesellinos y turistas que llegan a nuestras ciudad para celebrar a llegada del nuevo año.
Transcurrió todo con normalidad hasta horas de la madrugada donde se advirtió la presencia de algunas personas que, según informaron quienes participaban del encuentro, habrían arribado con intenciones de robo y comenzaron a arrojar botellas hacia algunos edificios cercanos y automóviles.
Ante esto la policía antidisturbios, quien estaba presente en el lugar, informa a la Policía de la Provincia de Buenos Aires afectada al operativo verano a nuestra ciudad, quienes arriban al lugar con el fin de desalojar la zona procediendo de acuerdo al protocolo.
El Municipio lamenta que un encuentro de jóvenes que reciben el año nuevo se haya visto empañado por disturbios y destacamos que no era una fiesta sino un encuentro espontáneo, donde se dispuso la seguridad correspondiente.

Fotos: Diario Clarín.