Villa Gesell, 27 de Julio 2017 15:38 hs.  
 
  BUSQUEDA Archivo de noticias  
 
DESFINANCIAMIENTO MUNICIPAL VS APOYO A LA COMUNA: DOS MIRADAS SOBRE UN MISMO PRESUPUESTO - --
El Honorable Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el presupuesto de $ 657 millones que solicitó el Ejecutivo para la administración municipal en 2017, sin embargo la ordenanza complementaria que determina el incremento de tasas tuvo importantes cambios ya que el intendente Gustavo Barrera prete ...
El Honorable Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el presupuesto de $ 657 millones que solicitó el Ejecutivo para la administración municipal en 2017, sin embargo la ordenanza complementaria que determina el incremento de tasas tuvo importantes cambios ya que el intendente Gustavo Barrera pretendía un aumento del 45 %, mientras que lo aprobado por los ediles ronda el 29 %, compuesto por el 20,66 % general y el incremento mayor en otras tasas como la de seguridad (20 % extra), seguridad en playa (100 %), agua (10 %) y bomberos.
Así como también fue rechazado por el Concejo la implementación de una tasa de seguridad e higiene que se grava según la facturación de los comercios, ingresando en este rubro aquéllas empresas que facturan más de $ 2 millones al año, aplicándosele una tasa de $ 5.000 mensuales. Esto hace que la comuna no emita $ 15 millones en tasa que había planificado cobrar.
La diferencia entre el pedido de aumento que realizó la Municipalidad y el aprobado por el HCD, provocaría una menor recaudación. De acuerdo al oficialismo, la Municipalidad recaudará con estos valores un estimado de $ 40 millones menos de lo que calculó como recurso, lo cual provocaría un desfinanciamiento. Sin embargo, desde la oposición insisten con que hay otros caminos de cobros, como sucedió en 2016 cuando a través de moratorias ingresaron fondos no previstos en el presupuesto.
Desde la oposición, destacaron que el año pasado Barrera también acusó a la oposición de desfinanciar la comuna. En aquél entonces, Barrera decía que no tenía forma de recaudar los $ 438 millones previstos. Sin embargo el ingreso de 2016 fue de $ 490 millones. Con la salvedad que los gastos fueron de $ 550 millones.
Una situación similar se repite en este momento, con una previsión de cobro menor a la planificada, sin embargo desde la oposición ya manifestaron la voluntad de abrir en abril una “moratoria de planos” para quienes tienen que regularizar su situación respecto a los metros cuadrados de construcción, además de haber incrementado el mul (valor que se aplica para las multas) de 2 a 2,92. Y se prevé que pudiera haber un plan de alivio fiscal para cobrarles tasas a contribuyentes con deudas.
El juego de declaraciones políticas ya se inició en un año electoral, en el que se pondrá en juego en los sufragios de octubre quién se queda con el poder dentro del Concejo Deliberante, ya que una victoria del oficialismo podría darle la presidencia y mayoría al intendente, pero una caída mantendría al Ejecutivo sin poder para algunos temas importantes, como por ejemplo los aumentos de tasas.