Villa Gesell, 24 de Mayo 2017 12:48 hs.  
 
  BUSQUEDA Archivo de noticias  
 
EJEMPLO DE ORGANIZACIÓN COMUNITARIA: VECINOS DE LAS PRADERAS LE RECONSTRUYEN LA CASA A UNA FAMILIA A LA QUE SE LE INCENDIÓ SU VIVIENDA - --
Una joven pareja que hace seis meses tuvo su primera hija, se vio damnificada este pasado domingo, cuando a las 11 horas se le incendió su vivienda, en el asentamiento Las Praderas. Las pérdidas fueron totales para la humilde familia, que con esfuerzo había levantado las cuatro paredes de madera par ...
Una joven pareja que hace seis meses tuvo su primera hija, se vio damnificada este pasado domingo, cuando a las 11 horas se le incendió su vivienda, en el asentamiento Las Praderas. Las pérdidas fueron totales para la humilde familia, que con esfuerzo había levantado las cuatro paredes de madera para resguardar sus pocas pertenencias.
El fuego se habría iniciado por un cortocircuito, debido a las instalaciones precarias que posee el barrio, donde no hay medidores sino que existen conexiones fraudulentas tratándose de un sector de la ciudad que fue ocupado, pero que en la actualidad está tramitando su legalidad, luego de que la familia Balcarce, propietaria de estas tierras, decidiera donarlas para urbanizar a las 186 familias que allí se asentaron.
Generalmente quienes viven en estos asentamientos son estigmatizados, sin embargo pocos conocen la organización comunitaria que tiene el barrio, que cuenta con una comisión directiva que es encabezada por Juan Carlos Rodríguez, uno de los vecinos del lugar.
El domingo por la mañana, ante la demora de la llegada de bomberos, fueron los propios vecinos quienes con tachos con agua y arena lograron apagar las llamas. La situación fue crítica al ver como la familia quedó en la calle, sin nada, solamente con lo puesto. Por eso, la comisión decidió que el barrio se haría cargo del 50 % de los gastos de los materiales para reconstruir la vivienda, y otra porción aportará acción social.
En menos de 24 horas, la reconstrucción comenzó a plasmarse. Un grupo de vecinos salió en busca de los materiales y pusieron manos a la obra. “Para el fin de semana es posible que la estemos terminando porque muchos vamos a ayudar”, comentaron en el lugar.
Las Praderas tuvo un crecimiento vertiginoso en su población, pero las usurpaciones se detuvieron luego de que los integrantes del barrio acordaran con el Estado el inicio de tramitación para poder ser propietarios. Las tierras no serán regaladas, sino que habrá posibilidad de adquirirlas en cuotas a un valor fiscal. A partir de allí comenzará la urbanización deseada.
“Hoy vivimos de manera precaria y no es lo que queremos, necesitamos los servicios como todo el resto, somos familias laburantes que no tienen la posibilidad de ir a comprar terrenos y en muchos casos tampoco podemos pagar alquileres”, expresaron.
Una de las situaciones anecdóticas fue la oposición a que haya comedores. “Sabemos que no son buenos, acá todos trabajamos y mal que mal podemos darle una copa de leche o un plato de comida a nuestros hijos, en cambio los comedores generan vagancia, y eso no es lo que queremos”.