Villa Gesell, 24 de Octubre 2018 02:10 hs.  
 
  BUSQUEDA Archivo de noticias  
 
RATIFICARON UN PROCESO POR ESTAFAS AL ESTADO CONTRA EMPRESARIOS QUE PRETENDÍAN DAR SERVICIO DE COLECTIVO EN GESELL
   
     
   
30-05-2018 - La Cámara Federal de Apelación de Mar del Plata, confirmó el procesamiento de empresarios por anotar “choferes fantasma”. Según el fallo, se trata de un delito de defraudación a la administración pública. De acuerdo al texto judicial, ninguno de los argumentos de los empresarios, que manejan el transporte público en esa ciudad, pudieron convencer a los integrantes de la Cámara.
En la causa, conocida como “choferes fantasma”, se determinó que se fraguaron declaraciones juradas y se anotaron a cientos de desocupados como empleados de sus empresas, haciendo de esta forma, crecer la nómina de choferes de colectivos para cobrar millones extra en subsidios del Estado.
Se trata de un grupo empresarial que entre otras empresas es propietaria de la “25 de mayo”, la misma firma que había propuesto la delegación Mar del Plata de la UTA, antes de que la Municipalidad de Villa Gesell rubricara el contrato con la empresa de origen jujeño Nacus.
En la causa por los “choferes fantasma”, la defensa apuntó a que había apelado el fallo de primera instancia diciendo que el ardid mediante el que se apoderaron indebidamente de 16 millones de pesos, lo motivó un fin altruista: beneficiar a los pasajeros con menor costo del pasaje de colectivo.
Para los jueces Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez, el razonamiento resulta difícilmente sostenible conforme a la lógica y a las máximas de la experiencia, que distintos empresarios hubieran asumido el riesgo de encarar una solicitud temeraria, como la verificada en la instrucción con el sólo objeto de mantener un subsidio al valor del boleto de los ómnibus y caritativamente evitar que los pasajeros abonen un incremento del mismo.
Esta situación se da en el marco de la discusión que se está realizando en el HCD de General Pueyrredón, respecto al nuevo valor que debe tener el boleto del transporte público de pasajeros.
Los empresarios procesados sin prisión preventiva por el delito de defraudación en prejuicio de la administración pública son Juan María Inza Irisarri, su hijo José María Inza Decaux y Federico José Pomero. Además, el proceso alcanza a sus gerentes y apoderados Diego Basíclico, Jorge Alberto Ferraresi y Carlos Málaga.
En su conjunto, son responsables de las empresas de transporte urbano 25 de mayo SRL, Transporte Peralta Ramos SRL, 12 de Octubre SRL y El Libertador SRL.
La maniobra se llevó adelante en los meses de enero, febrero y marzo de 2017.
 
 
 
 
   
www.gesellaldia.com.ar - info@gesellaldia.com.ar